GREEN

Jersey de golf de gran calidad confeccionado a partir de materiales sostenibles con lana de merino para mujer

NORWEGIAN PITCH TROYER

(0)
199,95  €

con IVA incl. más gastos de envío

Color: Snow

Talla española:

Tabla de tallas

Disponible

Talla y corte

Talla y corte

  • Corte: Regular fit
  • Longitud de la manga: Manga larga

Detalles del producto

Detalles del producto

Con este cómodo suéter de mujer, ya no habrá impedimentos para jugar al golf con éxito. Su sofisticada mezcla de materiales con merino, algodón orgánico y fibra de poliamida reciclada de alta calidad es ideal para las temperaturas más frías, ya que abriga y regula la humedad al mismo tiempo. El innovador diseño combina el estilo de los jerseys noruegos clásicos con interesantes contrastes de color. El cuello alto se puede ajustar individualmente con una cremallera corta, que tiene un bonito logotipo en el tirador. Incluso durante un partido intenso, las terminaciones de punto acanalado garantizan un buen ajuste en todo momento. El bordado brillante del logotipo en la cadera completa el diseño deportivo.

  • Temporada: Otoño | Invierno 2022
  • Outfit: NORWEGIAN PITCH
  • Número de artículo: 3411227 108 32
  • Especialmente cómodo gracias a la lana de merino
  • Producido de manera sostenible
  • Detalle con el logotipo en la cremallera
  • Mezcla de hilos de lana
Jersey de golf de gran calidad confeccionado a partir de materiales sostenibles con lana de merino para mujer

Material y cuidado

Material y cuidado

25% lana merina, 30% algodón orgánico, 45% poliamida reciclada

Lavar a mano

Lavar a mano

No utilizar lejías

No utilizar lejías

Planchar a baja temperatura

Planchar a baja temperatura

Lavar en seco. Delicado.

Lavar en seco. Delicado.

No usar máquina secadora

No usar máquina secadora

Funciones

Funciones

Producido en la UE

Producido en la UE

Nuestra ropa garantiza la producción bajo los estándares europeos con la denominación de origen "Made in EU". Producimos con condiciones justas en pequeñas fábricas textiles portuguesas. Las rutas de transporte reducidas causan menos emisiones de CO2.